La explosión de una supernova de masa baja habría sido la causa original de la formación de nuestro sistema solar. Esta es la conclusión a la que se ha llegado tras una investigación internacional que ha utilizado como objeto de estudio distintos datos procedentes del análisis de meteoritos, además de nuevos modelos digitales.

Por ahora, lo que sabemos acerca de la formación del sistema solar se resume en lo siguiente: hace 4.600 millones de años, la región del espacio que hoy ocupa nuestro sistema solar consistía básicamente en una nube de gas y polvo que, debido a alteraciones externas, experimentó un colapso gravitatorio. Es así como se habría formado nuestra estrella, el Sol, el cual debería poseer un disco en torno a él que habría dado origen a los distintos planetas.

Guay ¿no? Ahora bien, ¿qué produjo dicho colapso gravitatorio? Sí, es aquí donde nuestra supernova entra en escena. Una supernova (si deseas saber más sobre supernovas clica aquí: Las Supernovas, petardos en el espacio) se postula en este caso como una causa lo suficientemente firme como para producir tal colapso gravitatorio.

supernova
Imagen de una supernova

Al menos, los estudios realizados por la Universidad de Minnesota en Estados Unidos y la Universidad Monash en Australia parecen indicar claramente esto.

 Su estudio se centró en unos núcleos atómicos radiactivos de vida muy corta, que estuvieron presentes durante el sistema solar primitivo. De ser cierta la hipótesis de la supernova, estos núcleos solo podrían proceder concretamente de la supernova. Pero, ¿cómo han logrado obtener datos concluyentes de estos núcleos si su vida es especialmente corta? Bueno, pues aprovechando sus productos de desintegración hallados en meteoritos. Es decir, como si de un edificio derrumbado se tratara, nos dedicamos a estudiar sus restos, con el fin de conocer de qué materiales estaba formado originalmente, y de esta manera, poder tomar consciencia de qué propiedades y características habría gozado el edificio en su estado natural.

Conclusión, lo que esto nos permite hallar es nada menos que los materiales originales del sistema solar y qué núcleos habría proporcionado la supernova.

Y lo que esta investigación indica, finalmente, es que debió ser una supernova de poca masa la que encendió la mecha en un primer momento.

sistema-solar
Imagen del sistema solar

 

2+
Comparte esto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.